• 02Feb’ 17

    hqdefault_1El diputado por Arica y Parinacota, Vlado Mirosevic, se refirió al cambio en el Ministerio de Educación afirmando que “es necesario un nuevo tiempo, de menos arrogancia y más diálogo, considerando que el anterior ministro no tuvo buena fe para dialogar con los profesores”.

    Sin embargo, según Mirosevic el problema no se resuelve sólo con el cambio de Eyzaguirre, ya que “parte del problema en Chile es que el debate en general sobre educación está demasiado dominado por economistas, que reducen su integralidad”.

    A juicio del parlamentario del Partido Liberal, se requiere un cambio de enfoque que se pregunte en qué consiste educar y que entienda a la educación no como un mero traspaso de conocimiento, sino algo más amplio, y “donde uno de sus objetivos es formar para competir, eso es cierto, pero también es educar para convivir, con civilidad y formación integral del ser humano. De eso los economistas no entienden un carajo y pareciera que tampoco les importa”.

    De esta manera Mirosevic criticó que “el debate sea sólo sobre porcentajes y cuestiones económicas, donde los economistas monopolizan la discusión, pero nada sobre la complejidad de educar y donde la dictadura pedagógica de la memorización de contenido no nos llevará a ser un país ni más competitivo (porque no promueve la creatividad), ni tampoco un país más humanista con mejor convivencia democrática”.

    Finalmente Mirosevic agregó “ni siquiera las pruebas estandarizadas pueden garantizar ser un país más competitivo en el futuro, ya que éstas miden conocimientos duros, pero el mundo es mucho más complejo que eso y para ser un país competitivo Chile debe exportar inteligencia y si hay algo que la educación formal mata es la creatividad”.

    Comentarios