• 06Ago’ 14

     

    ARTÍCULO 1.- La dieta de los Diputados y Senadores de la República tendrá por límite

    máximo el equivalente a veinte veces el ingreso mínimo mensual.

    El monto específico de ésta se determinará por ley, que será de iniciativa exclusiva del Presidente de la República y sólo regirá desde el periodo parlamentario siguiente al de

    publicación de la misma.

    ARTÍCULO 2- La dieta parlamentaria se dividirá por el total de días hábiles del mes. Cada inasistencia injustificada del diputado a las sesiones de Comisión y de sala de ese mes

    descontará de la dieta el equivalente a un día hábil de remuneración.

    Se entenderá que una ausencia es justificada cuando el parlamentario esté con licencia médica, con impedimento grave, se encuentre realizando alguna gestión encomendada por la Corporación o alguna de las actividades propias de la función parlamentaria, entendida ésta en los términos que la define el inciso segundo del artículo 66 de la ley orgánica constitucional del

    Congreso Nacional, debiendo avisar oportunamente.

    ARTÍCULO 3.- Se considerará que no han asistido a la correspondiente sesión los Diputados y Senadores que no encontrándose justificados, no concurran a formar el quórum, o que

    habiendo estado en la discusión de un asunto, se retiren en el momento de su votación.

    ARTÍCULO TRANSITORIO: Desde la entrada en vigencia de la presente ley y hasta la publicación de aquella a la que hace referencia el inciso segundo del artículo primero, la dieta de senadores y diputados será equivalente a veinte sueldos mínimos vigentes al momento de

    publicación de esta ley.

     

    Comentarios